-10% EN TU PRÓXIMA COMPRA

Si tuviésemos que definir qué es el acero podríamos hacerlo como la aleación de hierro y carbono. Pero además de esto, los cuchillos y navajas incorporan en la composición de su hoja otros compuestos que les proporcionan características añadidas en función de la necesidad del usuario o la actividad de uso, dándo lugar así a diferentes tipos de acero.

Para poder elegir el tipo de acero que mejor se ajusta a ti, deberás tener en cuenta 4 variables: el uso que se le va a dar, el tipo de hoja, el tipo de filo y la resistencia a la corrosión.

tipo de acero para cuchillos

Tipos de acero: los más utilizados en cuchillería

La lista de aceros es infinita y cada vez aparecen mejoras en las aleaciones que siguen ampliándola, pero los más comunes utilizados en las navajas y cuchillos son los siguientes:

Acero al carbono

El acero al carbono está compuesto por hierro y carbono y, aunque su resistencia a la oxidación y a la corrosión es menor que la de otros aceros como por ejemplo los inoxidables, es conocido por su gran dureza y por su gran retención de filo.

El acero al carbono es el más utilizado actualmente para fabricar todo tipo de cuchillería y contiene entre 0,12% y 2% de carbono en su composición. Cuanto mayor sea su porcentaje, mayor dureza y fuerza la hoja.

Este tipo de acero al tener una resistencia menor a la oxidación y a la corrosión necesitará un mayor mantenimiento y cuidado, y no está recomendado en usos húmedos, salados o con presencia constante de agua.

Algunos ejemplos de aceros al carbono son el 1055 o el SK-5.

Acero inoxidable

El acero inoxidable surgió en la India y es ampliamente utilizado en construcción, joyería, medicina y cuchillería. La composición de este tipo de acero se basa en la incorporación a aleación de hierro y carbono, cromo. El cromo es un material que proporciona una resistencia alta a la corrosión y al óxido, siendo muy útil en usos donde la humedad, la sal o la presencia de agua es diaria como en navajas para pesca o náutica.

Para que un acero sea considerado inoxidable debe contener, como mínimo, un 10,5% de cromo e irá creciendo en resistencia al óxido y la corrosión cuanto mayor sea este porcentaje.

Algunos ejemplos de este tipo de acero son el 8Cr13MoV, el VG-10 o el H1.

Productos relacionados

Navaja Spyderco Native 5 Mango FRN

Cuchillo Spyderco Stok Bowie

Navaja Spyderco Tenacious FRN

Acero de damasco

El acero de damasco más que un tipo de acero es una forma de combinar los tipos de acero en el proceso de creación de navajas y cuchillos. Este tipo de acero puede ser al carbono o inoxidable pero lo curioso de este acero es la belleza visual de la fusión de sus componentes.

Durante el proceso de creación de este tipo de material se fusiona un acero con un porcentaje bajo de carbono con otro con un mayor porcentaje de carbono. Al combinar estos dos tipos de materiales quedan unidos molecularmente y, cuando son bañados en ácido, crean una especie de dibujos con diferentes tonalidades realmente llamativas para los amantes de la cuchillería.

En Spyderco podrás encontrar algunas navajas de acero de damasco de edición limitada.

tipo de acero para navajas

Acero laminado

Los aceros laminados están compuestos por capas de metales de diferentes características que, al combinarlos, aumentan su resistencia dando lugar a cuchillos de alta calidad y muy duraderos.

Este tipo de acero está indicado para usos en los que se necesita ejercer mucha presión o precisan de gran precisión, por ello, es común encontrarlo en hojas de cuchillos de caza, navajas de supervivencia o bushcraft o en cuchillos de cocina.

Mejores aceros para cuchillos y navajas

La respuesta siempre será depende: depende del uso para el que lo necesites, depende de las necesidades el usuario y depende también de tus gustos personales. De forma resumida, podemos decir que las propiedades de cada tipo de acero son las siguientes:

  • Acero al carbono: alta retención de filo, dureza y baja resistencia a la oxidación y a la corrosión.
  • Acero inoxidable: Alta resistencia a la corrosión y al óxido y fácil mantenimiento y limpieza.
  • Acero de damasco: Resistencia, retención de filos y visualmente llamativo.
  • Acero laminado: Alta resistencia y precisión de corte, perfecto para uso intenso o en los que se necesita un mayor esfuerzo.

También puede interesarte: